Anécdotas y curiosidades en Myanmar

Si pensábamos que los sleeping bus de Vietnam estaban sucios puede resultar un verdadero trauma llegar a la capital de Myanmar (Yangon), ya que sólo una frase ocupaba mi mente “estamos en la India”. La ciudad está terroríficamente bombardeada por todos los lados: edificios en ruinas, suciedad, tráfico, gente…En fin…yo me preguntaba donde estaba la belleza del lugar, q matizo que existe, pero desde luego fuera capitales asiáticas porque son lo peor. Difícil encontrar un hotel limpio porque esto sí que no se encuentra en todo el país…es misión imposible!!! Así q uno ha de estar dispuesto a sacrificar esto para visitar el que probablemente sea uno de los pocos países del mundo que conserva su autenticidad y aun no ha sido invadido por el turismo.
– Destaco sobretodo la amabilidad de la gente local, algo realmente impresionante, ya que te paran por la calle y te preguntan de donde eres, que haces aquí, si te gusta el país… Gente sin ningún tipo de interés económico y dispuestísima a hacerse una foto contigo. Algo muy difícil de encontrar en el resto de países asiáticos. Es increible como te miran por la calle es como si fueras una estrella famosa…te sonríen y algunos incluso se acercan a tocarte.
– En Bagan es donde se encuentran los más de 8000 templos imposibles de visitar todos, pero que merecen varias visitas en bici, un paseo mágico. Eso sí, nadie te quita los 3 litros de agua al día de la calor asfixiante que hace. Ir en bici es todo un reto.
– Como hacía tanta calor y una ya iba viendo que el pelo se le caía a cachos fuimos a la pelu. Curioso que en todo el mundo la mujer tenga que pagar más que el hombre…¿por qué supuestamente tiene el pelo más largo?? Total q en mi vida me han cortado el melenón sin lavarlo antes y en menos de 5 minutos…imaginaos que corte puede haberme quedado que al volver al hotel me lo tuve que retocar yo.
– Aquí la gente mastica una especie de hoja de árbol a la que le ponen unos polvitos rojos y se suele ir masticando durante todo el día…pero claro…to el mundo parece un vampiro.
– La religión budista invita a conocerla. La historia de Buda se refleja por todas partes en los templos y pensar en un personaje real parece ayudar a tener fe. Lo malo de todas las religiones (si hay alguna que no que alguien lo mencione) es que son machistas. No es q yo sea feminista pero a ver…¿por qué narices un hombre puede ponerle las flores a buda a una distancia y la mujer más lejos? En fin…que a mi esto no me ayuda a creer en nada. ¿Quien dictamina esto?? Aunque aquí suerte que te dejan entrar, no como en los templos hindús q sin quererlo me colé en uno y al hombre casi le da algo…vaya bronca me metió!
– Todo esto del machismo tiene cierta gracia. Fuimos a ver la Golden Rock…todo un acontecimiento subir hasta la montañita. Primero en un minibus tos apretujaos curva  tras curva con una inclinación del copón…40 min así, la montaña rusa no es nada comparado con esto y luego otros 40  subiendo a pie el resto de la montañita, pa llegar allí y claro…las mujeres no podemos tocar la roquita (¿tendrán miedo de que la tiremos?). Total q pasa Javi, me quedo afuera y al salir hay un guarda q le pide una donación. Ya me veis a mi gritando: Dile q el dinero lo tiene tu mujer y que si no puedo entrar pues no hay donativo. Pero que se han pensado!!!
– Inle Lake es quizás el sitio más turístico de todo Myanmar, pero vale la pena visitar este super lago de 22 Km. A nosotros nos cayó una super tormenta cuando lo estábamos cruzando a lo ancho…yo pensé que no salíamos de ahí, ya que se acercaba la rainsesson y cuando llueve…llueve torrencialmente. Así que imaginaos en la barquita de madera…madre mía! no podía ni abrir los ojos, quedé más limpia que en la ducha.
Aquí en Inle Lake lo más divertido es al llegar la noche ya que rondan a tu alrededor miles y miles de insectos no identificables…cenar es toda una batalla para no comerte los mil y un bichos q caen en tu plato. En una noche puede llegar a matar como 20 insectos voladores en la habitación del hotel…¡qué estrés!!!
– Aquí los autobuses están realmente limpios, algo q sorprende bastante. En trayectos largos de mínimo 5h siempre te da una botella de 1 litro de agua, toallita refrescante y cepillo de dientes. Vamos!! igualito que en Spain!

Anuncios

Poesia de Marzo

Creo que esd la de marzo y ya s’e que voy con retraso…

Y ante la puerta sigo estando
immobil, impasible, sorprendida…
pero serena con mi calma
hoy te sigo queriendo
pero seguro que no lo haré mañana

Mis fuerzas…
se perdieron con el deseo
tus ganas…
se quedan lejos y no me llaman
mis sueños…
ya no me engañan
tu juego…
el jaque es la pieza que me resbala

Mi límite tiene su fin
acarícialo y no lo descuides
sólo el pasado puede curar
y motivar cuando perdida es mi esperanza.

Siempre querré estar junto a ti
pero ya no voy a ir a buscarte
el camino q dibujé
no vive siempre en el ayer.

La sonrisa de Myanmar

Y 20 dias son los que hemos elegido para encontrarnos con un pais que en unos anos sera invadido por el turismo, mientras tanto hemos podido disfrutar de la pureza y amabilidad de su gente muy necesaria para cubrir las carencias de las que no estamos costumbrados.

Afortunadamente la capital no refleja ni de lejos lo que es el pais, como cualquier capital asiatica esta es un caos total. A ello hay que anadirle que parece haber sido bombardeada de manera brutal porque solo hay que observar los edificios apunto de derrumbarse. Por las calles multitud de gente de todas las etnias, ya se observa que el pais tiende mas a un estilo indio que no asiatico, con lo cual ya os podeis imaginar la limpieza de sus calles o de sus hoteles…dificil de encontrar. Mas al norte la cosa cambia (la limpieza nunca…jejee) pero ya nos encontramos algo mas relajado. Bagan nos sorprende con sus mas de 8000 templos repartidos en una extension que merece ser visitada en bicicleta, eso si, con la calma, pues hay que vigilar con el sol abrasador y agotador. Una extension parecida a los templos de Ankor en Cambodia, pero muy diferente

Bajando hacia el sur merece una parada de varios dias Kalow, simplemente por pasar un poco de fresquito. Alli montanas aseguradas y lluvia…pagodas y budismo durante todo Myanmar, pero sobretodo y muy importante para nosotros el contacto con la gente local y sobretodo, vuelvo a insistir, una amabilidad entranable y sin nada a cambio que es lo que tiene ser un pais no invadido por el turismo. La gente se para a hablar contigo simplemente por saber de donde eres y que haces aqui, te sonrien, te tocan y hasta te dan las gracias por conversar con ellos….

En fin…una vez mas algo muy importante que aprender…parad a los turistas por la calle y ofrecerles su ayuda…no sabeis cuanto lo agradeceran.