Anécdotas y curiosidades en Cambodia

La moneda oficial es el “riel”, pero se puede pagar en dólares americanos, eso sí, sólo en Cambodia porque en el resto de Asia sólo se puede pagar en dólares en los hoteles.
– Aunque en su día esto fue una colonia francesa, aquí de hablar en francés ni papa aunque a veces alguien te puede sorprender. De hecho hay bastante gente francesa que tiene sus negocios por aquí. Algo muy curioso que cuesta encontrar, ya que como no les notes el acento francés es difícil de reconocerlos, ya que hablan un inglés perfecto.
– La ventaja de conocer a alguien que trabaja en un hotel de 5 estrellas es que tuvimos el privilegio de desayunar en el mismo, pasar una noche y nadar en su piscina.
– Aquí no hay taxis que valgan, aquí se estila el tuc tuc q es una moto que arrastra un carrito (cuando hace calor se agradece subirse en él) e ir en moto. Para conducir una moto no se necesita licencia alguna así que todo el mundo la puede conducir hasta un niño, eso sí deberá llevar un casco, pero…no hace falta que las 3, 4 o 5 personas q se suban en la moto seguidas del conductor lo lleven…a que es fácil??? Bueno…pues estas imprudencias sólo se pueden cometer por aquí así que hemos ido 3 en una moto.
– En los países asiáticos se debe regatear. Esto debe considerarse como una especie de ritual, ya que muchas veces si no regateas pueden hasta indignarse. No obstante, una vez se entra en el terreno conviene ser simpático y agradable para que no piensen que les estás insultando aunque a veces cuando te dicen los precios pienses que esto es al revés. Siempre se debe considerar que el precio es caro y más si no puedes disimular tu cara de turista con lo cual si dicen 10 hemos de ir a buscar la mitad que serían 5. Siempre se debe tener en cuenta el precio que está uno dispuesto a pagar e ir ofreciendo un precio inferior para por lo menos acabar pagando lo que se está dispuesto a pagar y no más. Otra opción es tener presente que normalmente lo que tienen en un sitio lo tienen en otro así que hasta incluso es divertido regatear en varios sitios  hasta conseguir el mejor precio que será el que el vendedor nunca está dispuesto a bajar y coincide con el resto de vendedores.
– En Cambodia la gente te persigue más si te acercas a sus tiendas y los niños no hacen nada más que pedirte un dolar. Ya nos han comentado que hay una gran mafia y que no demos nada a los niños porque esto es alimentar que los haya por todas partes en vez de estar en el colegio.
– Cuando estuvimos en la ciudad flotante de Chong Kneas fue muy divertido encontrar a una niña que nada más bajar del barquito corría hacia a ti con una serpiente en tu cuello y te asustaba. Joer…mi sobrinita con un “ah” ya me asusta, la niña esta daba miedo con la serpiente. Menudo susto!! seguro que todos los turistas caíamos en su susto…jejeje.
– En Siem Reap existe una asociación creada para ayudar a las familias más pobres del país “Sala Bay”. Cada año se visitan unas 300 familias y se escoge a un niño o niña de entre 17 y 23 años. Normalmente el 70% acostumbran a ser niñas, ya que se considera que ellas tienen más dificultades para salir de la pobreza y mayor riesgo de ser explotadas sexualmente. De esas 300 familias, 100 niños serán escogidos y lo que más se valorará es que la familia sea realmente pobre, eso sí, el niño/a deberá saber leer o escribir y recibirá una formación totalmente gratuita en algún sector relacionado con el turismo: hostelería, recepción, lavandería, etc. Esta asociación escuela cuenta con un hotel restaurante propio y se relaciona con muchos otros hoteles con el fin de poder introducir laboralmente a todos sus alumnos y, por el momento, lo están consiguiendo. Todo cabe decir que cuentan con subvenciones de empresas francesas realmente importantes como la revista “ELLE” por ejemplo. Así que si estáis por Siem Reap podéis ir a comer a su restaurante por 10 dólares o dormir en su hotel, la suite sólo cuesta 30 dólares y de esta manera también estaréis contribuyendo a ayudar a estos niños que son los que os servirán la comida, os la cocinarán o plancharán las sábanas.
– Se puede sacar la entrada un día antes en los templos de Ankor. Sólo hace falta ir sobre las 16’30h. Te pedirán que la muestres, pero…esa tarde puedes entrar gratis, es decir, que no te cuenta como un día. Aunque sobre las 18’30h ya anochece en el mes de marzo, el tema es que sobre esas horas habrá muy poca gente y hasta incluso puedes encontrar un huequecito de paz individual perdiéndote por sus templos.

– Pasamos a un centro comercial y oímos gritos, nos acercamos y era un grupo de gente cambodiana intentando subirse a las escaleras mecánicas…un show!

– Aquí el espectáculo que más triunfa son los “Lady Boys” que son travestis que organizan espectáculos en algunos pubs. Para la gente es lo más, para nosotros un espectáculo muy, pero que muy cutre..nada que ver con los nuestros.

Una historia que queda muy cerca

Después de pasar unos días en Siem Reap nos dirigimos en bus a la capital Phnom Penh. Esta ciudad bulliciosa y caótica no despierta ningún interés salvo por su guerra civil entre el 1967-1980 donde los Jemeres Rojos (régimen comunista) se enfrentaron al gobierno del presidente de la República y lo que vino después fue una masacre de mucho cuidado donde a mi parecer poco interesa “el tu me quitaste, yo te di, yo quiero…, etc”. Muchos ciudadanos inocentes fueron conducidos a cárceles donde los torturaron y posteriormente los asesinaron. Como veis no tan lejos quedan aquellos campos de concentración de la Segunda Guerra Mundial, sino que existieron hace muy poquito y, por desgracia, mientras escribo estas lineas probablemente existan y esté sucediendo lo mismo en algún lugar del mundo.

Vale la pena sin duda visitar la cárcel y hacer de tripas mientras observas las fotos de los niños, las torturas y los cuerpos sin vida de muchas personas. Un lugar de visita obligatoria “Tuol Sleng Museum” que hace que te estremezcas al pensar que hace dos días de esto y puedes incluso observar restos de sangre por alguna esquina. A 20 Km de la capital “Killing Fields of Choeung Ek” o campos de exterminio merecen otra visita aunque ya no impresionan tanto.

La cárcelOtra curiosidad importante respecto a estas atrocidades que se cometen es que, han tenido que pasar más de 10 años hasta condenar a las personas responsables de estos hechos (hablamos del año 2000, mirad que cerquita nos queda) y como siempre no se que pasan, pero pagan bien poco pq se mueren antes de que les condenen…tanto tardar…

Por lo menos podemos decir que en la actualidad Cambodia reuna de una paz absoluta y que por muchos años sea.

CAMBODIA (Siem Reap)

Después de 6h en tren llegamos desde Bangkok a la frontera con Cambodia. A excepción de muchos países no supuso ningún problema pasar esta frontera terrestre y poder coger un bus que en 3h te dejaba en Siem Reap (Cambodia). Allí nos esperaba el amigo de Javi para poder hacernos las cosas mucho más fáciles.
Primero de todo decidimos pasear por esta pequeña ciudad y visitar algunos de los pequeños templos que se encuentran en ella como Wat Preah An Kau Sai, Preah Ang Chek, Wat Bo y Wat Preah Prom Rath. Fuimos bajando el río hasta llegar al Old Market, la zona más turística de esta población donde se encuentran tiendas de recuerdos y restaurantes.


Una vez estuvimos adentrados en el terreno nos fuimos directos a visitar los Templos de Ankor (Patrimonio de la Humanidad), uno de los mayores templos del mundo, un impresionante terreno repleto de historia que ha ido curtiéndose con los años. Algo imprescindible de visitar aunque su precio de 40 dólares pueda resultarnos caro, puedes visitar los templos durante tres días, en días no consecutivos si lo prefieres y poder observar mejor la nitidez de los templos y el gran trabajo a mano que se realizó durante años y también poder intercalar la visita con descansos en la sombra porque sino yo creo que es para que te dé un soponcio de la calor que hace.
Para llegar hasta los templos se puede escoger entre pillar una bici o ir en tuc tuc. Nosotros optamos por el tuc tuc más que nada por la calor que hace en este sitio que te pasas el día en remojo y bueno…la bici aunque está muy bien no es como en Barcelona q tienes el carril bici aquí hay que competir contra todos y en todas direcciones, vamos…que se debe tener un dominio total del tema.


Una vez visitados los templos podemos decir que ya lo hemos hecho todo en esta pequeña ciudad, así que decidimos alejartnos unos 20 Km para visitar la ciudad flotante de Chong Kneas (4 dólares ida y vuelta en tuc tuc) y poder observar desde una barquita (15 dólares por persona)como se vive en la Cambodia más profunda. Como en un mismo río se pesca, se come, uno se baña o hace sus necesidades. Como la gente se desplaza en barquita y vive en casas flotantes dentro de una comunidad flotante donde también podemos encontrar una escuela y hospital. Es muy importantee tener siempre presente en que época del año nos encontramos, ya que en la “Rain Season” que empieza por mayo, el río puede crecer de manera considerable y haber inundaciones.
Y parece increible que cuando menos te lo esperas (lo esperábamos más en Australia)vamos y nos topamos con unos cocodrilitos bien monos, así que foto hecha para los amantes de los bichos raros. Creo que ya sólo nos queda el Koalilla…lo mismo a saber por donde lo encontramos 😉